Gobierno Digital: la clave es Cloud First (y UK así lo demuestra)

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone

Los gobiernos enfrentan grandes retos. En tiempos de posverdades y de debilitamiento institucional, es más importante que nunca estar a la altura de las demandas de sus ciudadanos.


Los gobiernos de todo el mundo enfrentan retos similares. Deben atender a decenas o cientos de millones de ciudadanos. De ciudadanos cada vez más exigentes, que esperan respuestas a sus expectativas rápidas y sencillas.

El ciudadano digital además tiene menos tiempo para ocuparse de las cosas, por lo que espera una atención veloz. Y a poder interactuar. Es un prosumidor.

Además espera encontrar información de manera sencilla. Toda la data que requiere. Esta no solo es una demanda de los ciudadanos, sino también del sector privado. La data pública se ha manejado por muchos años en silos, muchas veces desconectada incluso dentro de la misma administración pública.

Te puede interesar: Cuatro ventajas de estar en la nube /
Gobierno Digital: ¿Qué hace EEUU?

La necesidad de abrir la data entre los distintos niveles de gobierno y hacia la ciudadanía es imperativo. Las consecuencias de hacerlo será un mejor trabajo en el sector público, que fomentará la innovación, así como una mejor toma de decisiones en base a data analizada. Mientras más grande es la data, mejores son los análisis que se pueden hacer de esta y mejores las conclusiones sobre las que basar acciones políticas y sociales.

Además, al tener una gran cantidad de data disponible, se refuerza la transparencia y la confianza de los ciudadanos en sus instituciones. Y se permite que ciudadanos, asociaciones o empresas hagan uso de esa data para solucionar problemas u ofrecer servicios. Esto significa, generar valor para la sociedad.

CLOUD FIRST: primero la nube

El Reino Unido (UK por sus siglas en inglés) tiene el mejor gobierno digital del mundo. Así lo revela la última encuesta (2016) de Naciones Unidas sobre este tema. Desde el 2013 el gobierno británico tiene una política de Cloud First.

¿Qué quiere decir esto? Que prioriza el uso de la nube para los distintos niveles de gobierno. Y una vez en la nube, sugiere utilizar la nube pública.

El gobierno del Reino Unido identificó que necesitaba sacar la información de silos y compartirla a través de toda su administración. Y acerca accesible a sus ciudadnos. Además, reconoció que debía ser capaz de escalar, reducir costos sin disminuir su seguridad. Todo esto posible con la nube.

Los gobiernos de Australia y Corea del Sur son los que ocupan los puestos 2 y 3 respectivamente. En ambos casos también el uso de la nube es una política. Y aunque los países de Latam están lejos de cabeza de la lista, el ejemplo está establecido y su eficiencia demostrada.

Lee más: La alianza entre Google Cloud y SAP promete grandes beneficios /
Prosumer: por qué es importante para los negocios conocer este perfil.

Cinco ventajas de la nube para los gobiernos.

La escalabilidad. Los gobiernos trabajan a escalas enormes. La nube puede provisionar de manera dinámica lo que cualquier oficina o sector del gobierno necesita con una inversión acorde y evitando caídas.

Reducción de costos. La infraestructura debe ser mantenida y reemplazada. Además, que por cierto tiempo, se tiene sin usar en su totalidad. La nube elimina esta característica y permite pagar por lo usado.

Agilidad en la gestión. La escalabilidad es decisiva. La nube permite hacer uso de infraestructura y demás servicios según lo que se requiera.

Almacenamiento masivo. Mientras más data se procesa, más data es creada y así continúa. Conforme aumenta la digitalización, aumenta la necesidad de storage y su uso se vuelve sostenible solo en la nube.

Mejora de experiencia del usuario. Los ciudadanos son (o deben ser) el centro de la administración pública. El uso de la nube ayuda a procesar mejor la data y a compartirla.

Una gran alternativa: la nube.

El camino que ofrece la mayor cantidad de ventajas es la nube. Ya que es una tecnología diseñada precisamente para escalar. Y cuyo ecosistema permite el uso de software Open Source. Esta apertura de códigos impacta positivamente al desaparecer el costo por licenciamiento y permitir trabajar en entornos abiertos. El caso del Reino Unido es ejemplar.

Esta es una filosofía coherente con una idea de un estado abierto a sus ciudadanos, donde la información se comparte públicamente y se promueve la transparencia.

Las compañías llamadas Gafa (Google, Apple, Facebook y Amazon) son parte de las cinco compañías más grandes del mundo. Los gobiernos podrían aprender mucho de estas porque tienen bastante en común.

Estas compañías funcionan en la nube. Tienen el alcance (y muchas veces el presupuesto) de los estados. La tecnología que habilita los pilares sobre los que se sostienen son la nube y el Open Source.