El futuro del trabajo: ¿cómo sacar lo mejor de las personas y las máquinas?

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone

Los trabajadores ya están acostumbrados a lo digital. Eso es lo que podemos llamar una trabajador digital: una persona que en su vida extralaboral ya convive y usa diversas herramientas y dispositivos digitales; cotidianamente se comporta como una persona digital.

La relación existente entre personas y tecnología es una ventaja para empleadores y los tomadores de decisiones, especialmente en el C level, CEOs y compañía. Ellos son los llamados a liderar los cambios dada su profunda naturaleza y trascendencia para las compañías. Esta relación en el trabajador digital puede servir para obtener la armonía entre el uso de máquinas y personas en el trabajo.

Hay que redefinir el las labores, de eso no hay duda. Existe un viejo dilema: las máquinas vs las personas. Comenzó con la Revolución Industrial y ahora que esa revolución se ha vuelto digital podríamos estar ante su solución. La carne y el metal no se excluyen, se complementan. El trabajo se readaptará para hacer aquello en lo que las personas son inigualables: la creatividad, el liderazgo, la innovación.

¿Qué hacer para anticipar los cambios laborales?

Saber cómo anticipar los cambios laborales dará ventajas competitivas decisivas a las empresas. Identificar los desafíos que existen respecto a la brecha de habilidades de los trabajadores dagregará valor a la compañía y favorecerá su transformación digital.

Un reciente informe de Accenture que aborda este tema. Según la investigación hay tres pilares: recapacitar a la gente, rediseñar el trabajo y captar el talento rápidamente. En esto coincide el World Economic Forum en distintos estudios.

I Acelerar la recapacitación del equipo

♦ El 2020 un tercio de las habilidades que serán requeridas no son cruciales todavía.

♦ 84% de trabajadores dicen estar emocionados por las oportunidades que trae la tecnología.

♦ 58% de los trabajadores están al tanto de lo que deben aprender.

♦ 85% dicen que invertiría su tiempo libre en el futuro cercano en capacitarse.

Esto por qué es relevante: porque la predisposición juega un rol central en el éxito de la gestión del cambio.

El estudio revela que al aumentar el ritmo de aprendizaje de los equipos disminuye el riesgo de perder el empleo por la automatización.

¿Cómo lograrlo?

  1. Reeducar a los ejecutivos para liderar e inspirar.
  2. Reeducar al personal con capacitaciones sobre las materias donde actualmente existe una brecha. Esto beneficiará al personal, con promociones, y a la compañía cerrando la brecha de habilidades que tenía.
  3. Aprendizaje continuo para promover mayor agilidad en los equipos y la organización. El futuro disruptivo y volátil requiere personas que puedan adaptarse.
  4. Usa herramientas digitales para aprender sobre los retos y oportunidades digitales. La tecnología se aprende y absorbe a través de su uso.

Te puede interesar: El trabajador digital es un camino para transformar la compañía.

II Rediseñar el trabajo para desarrollar el potencial humano

♦ 79% de ejecutivos coinciden que en el futuro los trabajos se estructurará por proyectos que por tareas, según cifras de Accenture.

♦ 67% de trabajadores quieren ser autoempleados o freelance en el futuro.

A medida que aumenta la edad de los trabajadores, hay que tener la forma de rescatar esa experiencia y conocimiento para las nuevas generaciones de trabajadores.

La tendencia a las labores colaborativas (más sobre colaboración entra aquí) supone ventajas para las compañías en términos de fidelización de empleados y productividad, pero supone cambios en las formas de hacer las cosas. El reto está en permitir que las cosas se hagan de manera distinta, más ágil y horizontalmente.

¿Cómo lograrlo?

  1. Crea un nuevo modelo de trabajo. Las estructuras laborales rígidas ya no son una opción ante la expectativa de las personas y el entorno disruptivo. Promover la co-creación y roles más flexibles deben estar dispuestos para trabajadores full time y freelances.
  2. Early adopters. En lugar de hacer cambiar a toda la organización, tenga grupos en los márgenes de una cultura organizacional no lista para el cambio. Que experimenten y fallen rápido usando diseños colaborativos.
  3. Aliente cambios a través de plataformas. Que existan espacios virtuales para aprendizaje y capacitación que generen feedback y permitan la aparición de nuevos roles.
  4. Abrace la experiencia. Aproveche el conocimiento  de los trabajadores mayores y de ejecutivos retirados, ellos conocen el negocio. Promueva la contribución de ideas de diferentes generaciones.

Entérate de más: Diez ventajas del trabajo colaborativo /
Cómo transformar la tensión entre personas y tecnología en una oportunidad según el World Economic Forum

III Fortalecer el pipeline de talento desde su fuente

No solo habilidades técnicas en ciencia, tecnología, ingeniería y matemática van a necesitarse. Son importantes pero no únicas ni absolutas. Las llamadas habilidades humanas (también llamadas soft skills) como la capacidad para colaborar o la creatividad.

La creatividad, el pensamiento crítico y la empatía van a ser más importantes que antes. Habilidades cognitivas, de solución de problemas y habilidades de sistemas van a crecer al 2020 según el World Economic Forum.

Esto implica cambios formativos muy profundas que abarcan no solo la educación superior, sino la secundaria o primaria. Es un reto grande, pero en el que las compañías pueden hacer algo.

¿Cómo lograrlo?

  1. Promover programas de educación. Tanto en Francia como Singapur existen compañías que incentivan la realización de cursos o reciben becarios.
  2. Impulso industria. Varias compañías de un mismo sector puede apoyar al Estado, por ejemplo, a tener currículas más acordes a las necesidades actuales y futuras del mercado.
  3. Colaborar con la academia. Trabajar con instituciones educativas puede servir mucho para ambos.

Más tiempo = más ideas y mejor trabajo.

Con las máquinas haciendo eficientemente trabajos muy demandantes, ahora las personas van a tener más tiempo. Las empresas que lideren sus mercados emplearán ese tiempo en fortalecer la creatividad y la innovación de sus equipos. Así, en distintos niveles de jerarquía, las personas podrán relacionarse con colegas, clientes y proveedores.

De estas interacciones emancipadas de tareas operativas automatizadas y sistematizadas saldrá el abono para mejores ideas. E incluso una transformación del modelo de negocio.

Un ejemplo: Una de las ventajas de usar herramientas digitales de colaboración, por mencionar un caso, es que permite a managers de tienda a tener más tiempo para capacitar a su equipo. Puede escuchar sus sugerencias y nutrir el aprendizaje del grupo, incluido el suyo, mucho mejor.