10 ventajas competitivas del trabajo colaborativo en las empresas (y cómo fomentarlo)

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone

Entre las principales tendencias digitales empresariales destaca la colaboración: trabajadores compartiendo información uno a uno o con grupos que no necesariamente están en una misma oficina, ciudad o país. McKinsey, Deloitte o empresas como tecnológicas como Google coinciden en eso.

Cuando se habla de colaboración se habla también de comunicación. Sin la segunda no puede haber la primera. La forma en cómo las personas se comunican ha cambiado profundamente en los últimos 20 años en Latam, pero especialmente en los últimos 10, y a un ritmo muy acelerado. El uso Internet móvil, de distintos dispositivos a la vez y de tecnología de Cloud Computing son factores fundamentales.

Esta persona que usa la tecnología para comunicarse, compartir conocimiento e influenciar es un trabajador digital. Y también es un prosumer porque diseña su propia experiencia de trabajo con herramientas digitales. Para un trabajador digital se quiere un entorno laboral digital (Digital Workplace) que le permita hacer su trabajo usando al máximo el potencial de las herramientas tecnológicas (Worker Enablement).

Los beneficios de la colaboración en las empresas:

  1. Ahorra tiempo al compartir instantáneamente documentos de trabajo.
  2. Permite que varias personas trabajen a la vez en un mismo documento.
  3. Provoca aprendizajes más veloces y compartidos.
  4. Favorece la planificación y toma de decisiones.
  5. Beneficia la gestión de proyectos.
  6. Genera un ambiente laboral digital acorde a las necesidades y expectativas del trabajador.
  7. Fomenta equipos más integrados y participativos.
  8. Integra sus hábitos personales y los convierte en hábitos laborales para mejorar resultados.
  9. Uso de dispositivos móviles cuya seguridad depende de la empresa.
  10. Acelera la mejora de procedimientos.

Un dato relevante al respecto: tres de cuatro líderes empresariales (74%) consideran que su organización sería más exitosa si los trabajadores hicieran sus tareas de maneras más flexibles y colaborativas.

La colaboración y comunicación (dentro y fuera de la empresa) impactan en el negocio. De acuerdo a un estudio de Rancoteur, estos elementos son tres de los diez principales motivadores para una transformación digital.

Te puede interesar: Cómo transformar la compañía, el trabajador digital tiene la respuesta.

¿Cómo promover la comunicación y la colaboración? Gestiona el cambio.

Queda clara la importancia de la comunicación y la colaboración. Atender este llamado es tarea de los líderes de la organización, desde los CEO y demás miembros del C Level hasta los responsables de áreas. La implicancia y beneficios de la colaboración son transversales a la empresa, independientemente de su tamaño o industria.

Para favorecer la comunicación y la colaboración digital los dispositivos son sumamente importantes: dan oportunidades concretas y otras aún por definir, pues su uso genera innovación y nuevos métodos. Adquirir los servicios y equipos que permitan este comportamiento es fundamental.

Pero no la tecnología no lo es todo. Una verdadera transformación digital lo que pesa más es la transformación más que lo digital. Y así lo comprueba un estudio de Deloitte y Google, las dos principales limitaciones para la colaboración dependen de las personas, no los equipos o su implementación. Hay que gestionar el cambio: hacer posible la transformación a través de las personas.

Cultura Organizacional.
Una pieza clave para transformar digitalmente una compañía es la gestión del cambio organizacional [puedes entrar aquí para leer más]. La cultura no es solo un manual, es la forma en la que una compañía y todos sus integrantes se conducen. Si los trabajadores quieren colaborar, un entorno que no lo facilite los frustrará y bloqueará los beneficios de esta práctica.

Un ambiente laboral digital solo puede lograrse a través de una cultura digital.

Entérate más: Cuatro pasos para crear una cultura digital según el World Economic Forum

Estructura Organización.
La forma en que está ordenada una compañía y cómo se establecen responsabilidades, áreas y canales de comunicación (management structure) es otra de las limitaciones para la colaboración. Si es una estructura rígida, que demanda demasiados pasos para tomar decisiones o para revisar alguna comunicación, la colaboración se verá estrangulada.

Una metodología lean, que permita implementar cosas velozmente, testearlas e implementarlas es una forma reconstruir la forma de hacer las cosas. Y sí, puede usarse para un nuevo proyecto de producto, pero también para lograr una comunicación más colaborativa y eficiente (que es en sí mismo un proyecto).

Favorecer la comunicación y la colaboración dará resultados impresionantes en las empresas. Permitirá transformar sus labores y sus relaciones. Acercará a los proveedores. Acelerará la innovación. E impactará en los objetivos estratégicos y la transformación digital de la organización para convertirse en su mejor versión.